Seleccionar página

AGENDA

Pipo llega al Jardín, trayendo en su mochila sus tesoros: una rana, un caballo, un gallo, una lombriz, un perrito y un pincel que sólo salen si se les canta su canción. Se propone un espectador activo que se emocione, que cante, que juegue con su familia a moverse y quedarse quieto, a hacerse gigante y chiquito y que consiga una rodilla-caballito para que le haga ico ico.