Una Plataforma de experiencias

Recuperado por el Ministerio de Innovación y Cultura del Gobierno de Santa Fe, Plataforma Lavardén se proyecta como una propuesta cultural integral que, con sede en la ciudad de Rosario, convoque al público de toda la provincia.Pensado como una constelación de espacios para las artes, el rumbo que el edificio toma, parte de recuperar una construcción arquitectónica patrimonial en la ciudad de Rosario y dotarla de vida cultural bajo el interrogante acerca de las necesidades que operan en la ciudadanía en materia de cultura y educación. En este sentido, el proyecto apunta a trabajar en propuesta culturales que tengan como denominador común al cruce de lenguajes y expresiones artísticas, partiendo de ejes transversales tales como:

pensamiento / cuerpo / palabra / imagen

En términos edilicios, Plataforma Lavardén se conforma por un subsuelo, 6 pisos, una terraza y una sala de Teatro; espacios que serán repensados entendiendo que nos hallamos en la época de lo simultáneo, nos hallamos en la época de la yuxtaposición, en la época de lo cercano y lo lejano, del lado a lado, de lo disperso. Nos hallamos en un momento en que el mundo se experimenta no tanto como una gran vida que se desarrollaría a través del tiempo sino como una red que relaciona puntos y que entrecruza su madeja.

Qué propone?

Independientemente de sus divisiones arquitectónicas, el rumbo de esta institución es borrar las paredes en el plano imaginativo y ofrecer una propuesta integral, invitando a descubrir múltiples narrativas que irán cambiando según el acontecer de diversas manifestaciones. La búsqueda tiene que ver con abrir las puertas y poblar este nuevo espacio, en clave de construcción conjunta. Esto es, ofrecer servicios teniendo en cuenta que se trata de una institución cultural sin desconocer que es una dependencia del Estado. Esos servicios bien pueden ser capacitaciones y actualizaciones, espectáculos artísticos que propicien el cruce entre lenguajes y generaciones y en todas las apuestas invitar al juego, a la experimentación, a abrir el diálogo.

Programación de actividades

La planificación de actividades da al edificio un carácter de contraespacio, en el sentido en que plantea una suerte de utopía localizada, la yuxtaposición en un lugar real de varios espacios que, normalmente, serían, deberían, ser incompatibles.

Un bar, una sala de ensayo, la vida administrativa de una institución estatal, un laboratorio fotográfico, una conferencia sobre cómo desarrollar una Web, una sala de teatro, una sala de espera para descansar y reposar, un grupo de apasionados por el tango que se animan a practicar su primer ocho, un grupo de niños que dibujan sus recetas… y las cocinan!

Trayectos de formación

El concepto de cultura viva necesita del entusiasmo, la complicidad y el protagonismo de los diferentes públicos al tiempo que acuña un espíritu de reciprocidad y retroalimentación.

Intentar equilibrar el quehacer y la vida institucional con el afuera y las necesidades que marcan los tiempos que corren guía el rumbo institucional de Plataforma Lavardén como una propuesta pedagógica que atraviesa todo el proyecto y que no se restringe a un área en exclusiva. En este sentido, la formación y la capacitación constituyen una línea de trabajo central que busca consolidarse como política pública, entendiendo que la cultura y la educación son inescindibles.

Servicios a la comunidad

La Plataforma Lavardén se define también a partir de lograr una extensión al medio. Esta línea de acción apuesta a una construcción de la cultura con los ciudadanos y no sólo para los ciudadanos. Poner al servicio de la comunidad equipamiento, infraestructura, recursos materiales, humanos y simbólicos se traduce en facilitar el acceso, alentar el diálogo y el encuentro; apostar por las ideas y los valores y promover el uso de un dónde para que sea apropiado en vías de alcanzar los cómo. Desde cada servicio, intentar que el proyecto cultural se traduzca en posibilidades al alcance de todos.

Es posible que conviva todo esto en tiempo y espacio? Es viable que en un piso se dicte una conferencia, en el de arriba se practique una clase de salsa y en los subsuelos se construya la escenografía para una obra de teatro?

Es posible.

La programación del edificio intenta desplazar los límites disciplinares, promoviendo el intercambio en vías de ofrecer una propuesta participativa e inclusiva para una diversidad de públicos.
Para todos los gustos. Para todas las edades. Para todos.
Plataforma Lavarden invita a transitar sus espacios en clave de ofrecer un sinnúmero de propuestas diferentes pero complementarias al momento de pensar en cuáles son hoy las manifestaciones culturales que promueven el intercambio, la participación.