Para mamás acompañadas de su bebé

Sentir, pensar, habitar, accionar el cuerpo obteniendo herramientas para optimizar sus funciones.
El bebé acompaña a su mamá. Ambos encontrarán beneficios mutuos al tener un tiempo para observar y experimentar sus movimientos. Compartir el espacio con otros es también un estímulo sencillo y profundo para el crecimiento.
Utilizamos el suelo. Primer soporte que nos brinda la gravedad tras el nacimiento. El lugar más seguro e ideal para el desarrollo evolutivo de todos.
Te esperamos en este primer año de vida de tu retoño, a sintonizar los sentimientos con el entorno.


Docente: Lorena  Quintas

Viernes de 11.15 a 12.45 h