Historia del Edificio

“… plataforma de lanzamientos,
plataforma de lenguajes múltiples,
plataforma de pasiones,
plataforma de aprendizaje,
plataforma de descanso,
plataforma de posibilidades,
plataforma de experiencias,
plataforma de belleza,
plataforma de sentidos,
plataforma de crecimiento…”

En el año 1925, en la esquina de Sarmiento y Mendoza, se coloca la piedra fundamental para la construcción del edificio de la Federación Agraria Argentina, bajo el proyecto del arquitecto Juan Durand y la ejecución por parte de los arquitectos Isella y Candia.

Esta institución tenía como objetivo fomentar el cooperativismo y el mutualismo rural, así como la difusión de la enseñanza y las técnicas agrícolas. Afrancesado en su fachada e interiores, distinguido por las pinturas murales de Alfredo Guido, alma del campo en la ciudad cosmopolita, abrió sus puertas el 3 de marzo de 1927.

El edificio, cuya superficie llega a los 1.242 metros cuadrados, cuenta con seis pisos y dos subsuelos, y su costo fue de $1.600.000. El Museo Agrícola -ubicado en la planta baja- enseñaría la producción rural y el hotel -ubicado en los pisos cuarto, quinto y sexto- hospedaría a los agricultores en sus viajes a la ciudad de Rosario. En el segundo piso se encontraban los salones para la presidencia, el consejo directivo, la secretaría, la tesorería, laboratorios y biblioteca. Al acto inaugural concurrieron autoridades nacionales, provinciales y municipales y también, representantes de diversas provincias.

La crisis de los años 30 afectó gravemente a la Federación Agraria Argentina que se vio imposibilitada de abonar el préstamo contraído con el Banco Hipotecario y debió pagar sus deudas con su propio edificio, declarándose en quiebra el 28 de septiembre de 1933. Posteriormente, el edificio en esquina fue ocupado por dependencias nacionales del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación. En 1944 fue transferido a la Provincia de Santa Fe para ser sede oficial del Gobierno. Desde el año 2008, el edificio comenzó a ser recuperado por el Ministerio de Innovación y Cultura del Gobierno de Santa Fe y hoy, ha recuperado el esplendor de sus orígenes sumado a la riqueza, valor patrimonial y cultural de sus más de 80 años de trayectoria.